isoflavones

  isoflavones  isoflavonen  isoflavones



Las Isoflavonas

isoflavonasEl papel de las isoflavonas es apreciado ampliamente y actualmente es asunto de intensa investigación. La doble actividad de las isoflavonas (actuando a la vez como estrogénicas y antiestrogénicas), le confieren una serie de cualidades que permiten regular el balance hormonal en la mujer, pudiendo prevenir la osteoporosis y actuar como potentes antioxidantes que protegen frente al desarrollo de cáncer de mama. Las Isoflavonas causan esto al competir con el propio estrógeno del cuerpo por los mismos sitios receptores en las células. Algunos de los enfermedades por estrógeno excesivo pueden disminuirse de esta manera.

Las Isoflavonas también pueden tener actividad estrogénica. Si durante la menopausia, el nivel natural del cuerpo del estrógeno cae, las isoflavonas pueden compensar esto uniéndose a los mismos sitios del receptor de tal modo que alivia los síntomas de la menopausia.

La mejor manera de consumir las isoflavonas es en la forma de soya, así se puede beneficiar de otros componentes saludables de la misma. La soya contiene muchas isoflavonas, pero los más beneficiosos son genistein y daidzein. Pueden encontrarse las cantidades más altas de isoflavonas en las nueces de la soya. Las Isoflavonas son bastante estables y no se destruyen bajo condiciones normales de cocción.

Los beneficios de las Isoflavonas en la salud.

Investigaciones en varias áreas del cuidado de la salud han mostrado que el consumo de isoflavonas puede jugar un papel importante en la disminución del riesgo de contraer enfermedades. Las Isoflavonas pueden luchar contra las enfermedades de varias maneras.

Los siguientes beneficios potenciales en la salud son atribuidos a las isoflavonas:
  • Alivia los síntomas de la menopausia. - Los beneficios de la soya van más allá de reducir el riesgo de cáncer a largo plazo. Recientes estudios han encontrado que las isoflavonas de la soya pueden disminuir diversos síntomas de la menopausia, como son los sofocos, fatiga, sudor nocturno, cambios en el estado de ánimo, etc. e incrementa la densidad ósea en las mujeres. De hecho, muchos problemas de salud, menopáusicos y post-menopáusicos, pueden ser resultado de una falta de isoflavonas en la dieta Occidental típica. Aunque los resultados del estudio no son completamente consistentes, las isoflavonas de la soya o el trébol rojo pueden ser provechosos para los síntomas de menopausia. Un estudio belga que fue realizado por "Test Aankoop" en 2004 investigó el comportamiento de la prescripción de 27 doctores para las mujeres con síntomas de la menopausia. Demostró que los isoflavonas fueron recomendados dos veces (44%) tan a menudo como el tratamiento hormonal (22%). Los suplementos prescritos fueron hechos principalmente de la soja, del cohosh negro y del lúpulo.

  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón. - Las isoflavonas de la Soya también parecen reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares por medio de distintos mecanismos . Las isoflavonas inhiben el crecimiento de las células que forman la placa que obstruye la arteria.. Estas arterias normalmente forman coágulos de sangre que pueden llevar a un ataque cardíaco. Una revisión de 38 estudios controlados en la soya y enfermedades del corazón concluyen que la soya es definitivamente eficaz para mejorar el nivel del colesterol. Existe evidencia de que las Isoflavonas son los ingredientes activos en la soya, responsables de mejorar el nivel de colesterol.

  • Protege contra los problemas de la próstata. - Comiendo productos ricos en Isoflavonas se puede proteger contra el agrandamiento de la glándula prostática masculina. Los estudios muestran que las isoflavonas retardan el crecimiento de cáncer de próstata y eliminan las células de cáncer de próstata. Las Isoflavonas actúan en cierto modo contra las células de cáncer similar a muchas drogas comunes de tratamiento contra el cáncer.

  • Las Isoflavonas mejoran la salud ósea. - Las isoflavonas contribuyen a mantener una buena salud ósea, ayudando en la prevención de la osteoporosis. Ésta es la razón por la que la gente en China y Japón tiene muy raramente osteoporosis, a pesar de su bajo consumo de productos lácteos, mientras que en Europa y Norteamérica sucede lo contrario. A diferencia del estrógeno, que ayuda a la prevención de la destrucción del hueso, la evidencia sugiere que las isoflavonas también puedan ayudar en la formación del nuevo hueso. Otros estudios no son completamente consistentes, pero la evidencia sugiere que el genistein y otras isoflavonas de la soya pueden ayudar a prevenir la osteoporosis.

  • Acción antitumoral y anticancerígena. - Las isoflavonas compiten con los estrógenos producidos por el cuerpo o introducidos y previenen que éstos activen los receptores de estrógenos disminuyendo así las probabilidades de desarrollar cánceres relacionados con hormonas.
    Las isoflavonas ayudan además a prevenir el proceso de formación de nuevos vasos sanguíneos, propios de la formación de un tumor. De esta forma se deja al tumor sin fuente de alimentación impidiendo que crezca y se facilita que el organismo pueda eliminarlo. La genisteína ha demostrado tener un efecto en la célula del cáncer de próstata, y en ratones implantados con células de cáncer de próstata humana disminuye el crecimiento tumoral.
    Las isoflavonas actúan en cierto modo contra las células de cáncer similar a muchas drogas comunes de tratamiento contra el mismo. Los estudios basados en poblaciones muestran una fuerte unión entre el consumo de isoflavonas y una reducción del riesgo de cáncer de mama y endometrial. Las mujeres que comieron la mayoría de los productos de la soya y otras comidas ricas en isoflavonas redujeron el riesgo de cáncer endometrial en un 54%.

Las isoflavonas son hormonas de plantas naturales.

Las Isoflavonas pueden encontrarse en muchas comidas pero la fuente más abundante de isoflavonas es el fríjol de la soya. La mayoría de los beneficios que se atribuyen a la soya se producen por las isoflavonas. El fríjol de la soya es una planta cultivada para consumo y estudios recientes han descubierto las propiedades en el aspecto de la salud. Los estudios completos han revelado que el consumo de los frijoles de soya o comidas de soya que contienen isoflavonas tienen efectos favorables en la salud de las personas. Otra fuente de isoflavonas es el trébol rojo. A diferencia de los frijoles de la soya, el trébol rojo no se come normalmente pero las isoflavonas se extraen y se usan en suplementos de isoflavonas.

Las isoflavonas son antioxidantes naturales.

Un reciente estudio ha demostrado que las isoflavonas tienen potentes propiedades antioxidantes, comparables al de la vitamina E. Los poderes antioxidantes de las isoflavonas pueden reducir el riesgo a largo plazo de cáncer, previniendo el daño del radical libre de ADN. El Genistein es el antioxidante más potente entre las isoflavonas de la soya, seguido por el daidzein.
Si te gusta esta página, haga clic en el botón +1 de arriba. ¡Muchas gracias!
e-mail - Disclaimer, privacy policy, copyright - ©2014, Isoflavones.info